Respeto por nuestros mayores

Desde las civilizaciones más antiguas, el papel del anciano en la sociedad siempre ha sido de una importancia vital para el progreso de la misma, manteniendo unos valores que hacen más fuerte la convivencia y el respeto entre todos. ES POR ESTO QUE DEBEMOS RESPETAR A NUESTROS MAYORES.

El cuidado implica dar respuestas adecuadas para lo que se debe conocer y poner a disposición de las personas mayores y sus familiares, los servicios asistenciales y sociales que les puedan ayudar a enfrentarse a la diversidad de problemas que se les plantean. El personal de Ayuda a Domicilio no puede conformarse con no ser negligente, tiene la obligación moral de ser diligente y tender a la excelencia. El técnico debe cultivar la relación establecida con la persona mayor para dar soluciones a sus problemas cotidianos. Escucharlos, cogerles de las manos si así lo desean, llamarles con el nombre por el que prefieren ser llamados, vestirlos dignamente, respetar su intimidad, asearlos con cariño, etc. Son personas y como tal deben ser tratados, transmitiendo humanidad y humanizando la asistencia.

Nuestros mayores nos enseñan la lección de la vida, al punto al que todos llegaremos y al que todos quisiéramos llegar bien cuidados. Nos hablan de tradiciones que aún existen y de otras ya extinguidas. Nuestros mayores nos hablan del respeto, de la sociedad, de la historia, de la familia. Nuestros mayores son nuestra memoria. ES POR ESO QUE DEBEMOS CUIDAR DE NUESTROS MAYORES.

Anuncios
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close